T I P

Text & Information Processing

  • Incrementar el tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar el tamaño de la fuente
Español
Inicio Convertir números a texto

Convertir números a texto - Números TIP

Indice del artículo
Convertir números a texto - Números TIP
Los numerales
Consideraciones previas
Cardinales
Ordinales
Fraccionarios o partitivos
Multiplicativos
Lista de números del 1 al 25
Lista de números del 26 al 50
Lista de números grandes
Todas las páginas

Accede al convertidor de números a texto
Números TIP

Números TIP es una aplicación en línea que realiza la conversión de un número escrito con cifras a su texto correspondiente ofreciendo todas las posibilidades según diversos contextos interpretativos: cardinalidad, ordinalidad, fracción y multiplicación. Así mismo, se muestra el texto correspondiente a otros ámbitos en los que participan los números: romanos, conjuntos o colectivos, polígonos, poliedros y edades.

Números TIP realiza la conversión de una cifra a su texto cardinal, ordinal, fraccionario o partitivo, multiplicativo, romano..., y ofrece información morfológica, ortográfica y gramatical de cada uno de los términos. Además, se incluyen ejemplos que ayudan a la comprensión y buen uso. Los contextos implementados son:

  • Texto de un número cardinal: Los números cardinales expresan cantidad en relación con la serie de los números naturales. El rango de números cardinales admitido por Números TIP es: ±999 999 x 10120. En texto sería desde el menos novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve vigintillones al novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve vigintillones.
  • Texto de un número ordinal: Los números ordinales expresan orden o sucesión e indican el lugar que ocupa el elemento en una serie ordenada. El rango de números ordinales admitido por Números TIP es: 1 ... 999 999 x 10120. En texto sería desde el primero hasta el novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nuevevigintillonésimo.
  • Texto de un número fraccionario: Los números partitivos expresan división de un todo en partes y designan las fracciones iguales en que se ha dividido la unidad. El rango de números fraccionarios admitido por Números TIP es: 2 ... 999 999 x 10120. En texto sería desde la mitad hasta el novecientosnoventainuevemilnovecientosnoventainuevevigintillonésimo.
  • Texto de un número mulltiplicativo: Los multiplicativos expresan que el sustantivo al que se refieren se compone de tantas unidades o implica tantas repeticiones como el numeral indica. El rango de números multiplicativos admitido por Números TIP es: 2 ... 999 999 x 10120, aunque a partir de trece se escribe con una expresión. En texto sería desde el doble hasta novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve vigintillones de veces.
  • Número romano: Los números romanos expresan los valores numéricos de nuestro sistema de cifras con un repertorio de signos distintos. El rango de números romanos admitido por Números TIP es: 1 ... 3 999 999 999 999.

En texto sería desde el I hasta el MMMCMXCIXCMXCIXCMXCIXCMXCIX.

En caso de introducir un número romano incorrecto, Números TIP corregirá el error ofreciendo la numeración adecuada.

  • Texto de un número de colectivo: Los números de grupos o colectivos expresan el número de elementos que lo componen. El rango de números de conjunto admitido por Números TIP es: 2 ... 20 y las decenas hasta 100. En texto sería desde el par o la pareja hasta la centena.
  • Texto de un número de sílabas: Número de sílabas de que se compone una palabra o métrica usada en los versos para clasificarlos. El rango de números de sílabas admitido por Números TIP es: 1 ... 19. En texto sería desde el monosílabo hasta el eneadecasílabo.
  • Nombre de polígonos: Un polígono es una figura plana limitada por varias líneas rectas. El rango del número de lados para definir un polígono es: 3 ... 999 999 x 10120, aunque a partir de 15, excepto los múltiplos de diez y cien, se escribe con una expresión. En texto sería desde el triángulo hasta el polígono de novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve vigintillones de lados.
  • Nombre de poliedros: Un poliedro es un cuerpo limitado por superficies planas. El rango del número de caras para definir un poliedro es: 4 ... 999 999 x 10120, aunque a partir de 15 se escribe con una expresión. En texto sería desde el tetrágono hasta el poliedro de novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve vigintillones de caras.
  • Edades: Tiempo vivido o duración aproximada de la existencia de algo o alguien. El rango para las edades admitido por Números TIP es: 2 ... 100 y luego el 1000. En texto sería desde el dosañero o dosañal hasta el milenario.
  • Nacido: Nacido expresa el número de seres nacidos en un mismo parto. El rango para los nacidos admitido por Números TIP es: 2 ... 10. En texto sería desde el mellizo o gemelo hasta el decallizo.

Números TIP se ha desarrollado a partir de las siguientes fuentes normativas y descriptivas:

  • OLE-RAE-2010. Ortografía de la lengua española, edición revisada por las Academias de la Lengua Española y publicada por la Real Academia Española (2010).
  • NGLE-RAE-2009. Nueva gramática de la lengua española. Espasa Calpe (2009)
  • DPD-RAE-2005. Diccionario panhispánico de dudas de la Real Academia Española - 1ª edición (2005)
  • DOLE-1996. Diccionario de ortografía de la lengua española. Thomson Paraninfo (1996).

En caso de citar este recurso, por favor use la siguiente referencia:

Carreras-Riudavets, F; Rodríguez-Rodríguez, G; Hernández-Figueroa, Z; Arroyo-Herrero, L.; (2013). Convertidor de números – Números TIP. Disponible en http//tip.dis.ulpgc.es.



Accede a Números TIP

Los numerales

El concepto de NÚMERO supone una abstracción, pero su representación envuelve un código doble; el matemático que simboliza al número, esto es, la cifra, y el lingüístico, que evoca al número y representa su nombre.

El SISTEMA NUMERAL será pues, una traducción de conceptos no lingüísticos al sistema lingüístico que debe ahormarse a las posibilidades que presenta cada lengua, lo que produce numerosas inconsistencias así como grandes diferencias de una lengua a otra.

El ámbito de los numerales no constituye una clase gramatical unitaria en términos categoriales, sino que forma parte de las clases transversales que dan cobijo a más de una categoría gramatical.


Accede a Números TIP

Consideraciones previas

Una visión panorámica del conjunto desvela que se trata de un grupo de expresiones cuyos significantes pueden participar en varios paradigmas.

En esta aplicación se seguirá la clasificación general propuesta por la NGLE, considerando, bajo criterios tanto morfosintácticos como semánticos, cuatro subclases de NUMERALES; CARDINALES, ORDINALES, MULTIPLICATIVOS, y FRACCIONARIOS (NGLE §21).

Estos ámbitos presentan una doble particularidad que convierte el campo semántico de los numerales en un galimatías; por un lado, estas clases son desarrolladas por diferentes categorías gramaticales y, en ocasiones; por formas diferentes; la ordinalidad puede expresarse con formas pertenecientes al paradigma ordinal; planta vigésimo quinta, y con formas propias del paradigma cardinal; planta veinticinco.

Por otro lado, algunas de estas clases compartirán sus formas canónicas; así cuarto podrá ser según su distribución sintáctica, adjetivo o sustantivo masculino ordinal, o sustantivo masculino fraccionario;

  1. Es el cuarto tema el que más les cuesta entender. ADJETIVO ORDINAL.
  2. En Santander vivíamos en un cuarto. SUSTANTIVO MASCULINO ORDINAL.
  3. Un cuarto de la población mundial tiene problemas de visión. SUSTANTIVO MASCULINO FRACCIONARIO.

Junto a estas dificultades, podemos señalar otra de corte teórico; la falta de análisis minuciosos y rigurosos por parte de las gramáticas tradicionales de nuestra lengua. En términos generales el tratamiento de los numerales es superficial y limitado, se agota en la presentación de listas de unidades léxicas (en la mayoría de los casos sin catalogar categorialmente) junto con algunas indicaciones de carácter morfológico para la formación de las unidades léxicas que dan nombre a las cifras. Estas carencias quizá estén justificadas por la falta ―a nivel teórico-descriptivo―, de dos de los requisitos que imponen y apremian a las gramáticas computacionales; la precisión y la explicitud.


Accede a Números TIP

Los cardinales

El paradigma de los cardinales constituye un grupo ilimitado de conceptos que proporcionan la medida numérica de un conjunto de entidades. Es, por tanto, una clase de palabras conceptualmente ilimitada pero simbólica y morfológicamente ceñida; con una cantidad limitada de signos se pueden construir todos los números que quepa imaginar.

Desde el punto de vista categorial, la cardinalidad puede expresarse mediante SUSTANTIVOS, ADJETIVOS y PRONOMBRES.

Las formas pertenecientes a este paradigma presentan, según su distribución, funciones diferentes que marcan también en su morfosintaxis. En los usos adjetivos prenominales se considerarán cuantificadores, no así cuando aparezcan como sustantivos o adjetivos pospuestos; en este caso su valor es el de la identificación. Los pronombres podrán ejercer una u otra función, según el contexto.

  1. Tenía dos amigos pero uno nunca se preocupó por él.
  2. El tres de oros era su carta de la suerte.
  3. En la carpeta quince se guardaba toda la información confidencial.

El valor no marcado de los cardinales es el cuantificativo, que se desarrolla en los adjetivos de distribución prenominal y en los pronombres. Su labor es la de precisar la cantidad de entidades sustantivas del conjunto al que determinan.

En ocasiones esta precisión no es literal; deben considerarse dentro de esta función ciertos usos aproximativos de estos numerales ―especialmente en registros coloquiales―, cuyo valor no es el literal: Te lo he dicho cien veces; Te pido mil perdones.

El otro valor que tienen los cardinales es el identificativo, que se desarrolla en sus versiones adjetiva posnominal, pronominal y sustantiva. En estos casos el numeral cardinal pierde su capacidad semántica cuantificadora en favor de otra identificadora, propia de los ordinales. Este recurso es sumamente frecuente en el uso de la lengua, sobre todo en cómputos que exceden la decena ―es más común la expresión planta treinta y una que planta trigésimo primera― aunque es una alternancia relativamente libre cuando se trata de casos en los que la cantidad es baja; siglo uno, siglo primero. Quizá el motivo tenga que ver con que la verbosidad de la construcción ordinal resulta ajena y menos manejable para el hablante, que prefiere hacer uso de la expresión cardinal, construcción que en términos informativos garantizará su éxito comunicativo.

La aplicación Números TIP, en consonancia con este valor reconocido, observará y etiquetará los siguientes usos ordinales de las formas cardinales:

  1. Las entradas son para la fila veintiuna no para la veintidós. ADJETIVO; PRONOMBRE
  2. Le ingresaron en la planta treinta y una. ADJETIVO
  3. Las entradas son para la fila veintiuno. SUSTANTIVO

Reseña gramatical

La formación de los cardinales adopta distintas soluciones en español. Sus formas, limitadas, permiten mediante combinación la construcción de todos los números. El techo de esta serie estará, por lo tanto, en la forma mil.

Algunos numerales presentan formas no segmentables, como los comprendidos entre el cero y el quince, ambos incluidos, así como los cardinales que designan las centenas; cien(to), doscientos, trescientos, etc. De la misma forma que el artículo, el numeral masculino uno adopta la variante un en los usos adjetivos prenominales: veintiún días.

Dentro de los inferiores a cien, los múltiplos de diez tienen la terminación -nta; treinta, cincuenta, noventa, con la excepción de veinte. Los números restantes se forman por coordinación de formas; treinta y tres.

Del 16 al 29 se escriben en una sola palabra, en la que la conjunción adopta la forma -i-: dieciséis, dieciocho, etc.

Del 30 al 99, los numerales, siguiendo la normativa de la RAE, se escriben en palabras distintas unidas por la conjunción y como en treinta y uno, o cuarenta y cinco. No obstante, en el Lexicón se recogerán formas compactas como treintaiuno o cuarentaicinco, debido a la amplia difusión de estas formas especialmente en el español de América.

Los numerales cardinales superiores a cien se forman por yuxtaposición, sin intervención de la conjunción. Cuando cien precede a otro cardinal adopta la forma ciento, de modo que se dirá ciento uno. La forma apocopada se utilizará cuando el cien esté precedido por otro numeral; mil cien.

Los millares se forman con el numeral mil como multiplicando pero, a diferencia de las centenas, es invariable y se escribe como una palabra independiente: dos mil agentes, veintiséis mil euros, ciento veinte mil afectados.

En cuanto a la FLEXIÓN, algunos adjetivos tienen capacidad flexiva de género; un/a y sus derivados, treinta y una, ochenta y una, etc. y los que se forman sobre la base compositiva de -ciento (entre 200 y 999).

Los adjetivos no presentan flexión de número, que será por axioma el plural. Se exceptúa la forma un(o), que es singular y cero, que será plural cuando cuantifique a nombres contables; cero libros, pero no así cuando la cuantificación la haga sobre nombres abstractos; cero entusiasmo.


Accede a Números TIP

Los ordinales

Los términos que integran este subgrupo se caracterizan por determinar el lugar que ocupa una unidad dentro de una serie. Como en el caso de los cardinales, se trata de un repertorio conceptualmente ilimitado, no así en términos morfológicos o formales.

El alcance semántico de estas unidades no está relacionado con la cuantificación, sino con la identificación del referente dentro de una sucesión. Son, por tanto, compatibles semántica y sintácticamente con los cardinales; los primeros dos años.

El número de categorías gramaticales que desarrollan este conjunto de numerales fluctúa ―más que en el resto de numerales― dependiendo de la fuente que se consulte. En el DRAE todos los ordinales están catalogados en primera instancia como adjetivos, aunque muchos de ellos presentan la posibilidad de ser utilizados y/o analizados como sustantivos. No parece haber un criterio sistemático para recibir esa segunda catalogación; así, mientras en el caso de tercero se acepta su uso como sustantivo, en quinto no es reconocida esta función. No obstante, si acudimos a otras fuentes como la NGLE se amplía el ámbito de los ordinales incluyendo en esta clase a los adverbios (§21.4c). El DPD amplía homogéneamente el rango a pronombres y adverbios, aunque no recoge la posibilidad de un uso sustantivo ordinal.

Las categorías que se reconocerán en el Lexicón TIP como susceptibles de llevar la etiqueta semántica de ‘ordinalidad’ serán las de ADJETIVO, PRONOMBRE, SUSTANTIVO y ADVERBIO.

Reseña gramatical

A diferencia de los anteriores, todas las formas ordinales tienen flexión tanto de género como de número. Se exceptúa, obviamente, a la categoría adverbial, que se presenta invariable en su forma canónica.

Del 1.º al 10.º presentan formas simples: primero, segundo, tercero, etc. Para las decenas se hace uso de la terminación –gésimo como en vigésimo, trigésimo, quincuagésimo. No se incluye la forma cero en ningún paradigma de los ordinales, puesto que este número no indica ninguna posición.

Las formas masculinas primero y tercero adoptan las variantes apocopadas primer y tercer cuando siendo adjetivos preceden al nombre. Como es lógico, esta tendencia se extiende a los ordinales compuestos en los que primero y tercero forman parte: vigesimotercer capítulo.

En las centenas la terminación es -centésimo o –gentésimo como en centésimo, ducentésimo, octingentésimo, etc. mientras que los ordinales correspondientes a mil, diez mil, cien mil y un millón son, respectivamente, milésimo, diezmilésimo, cienmilésimo y millonésimo.

Las palabras que forman los ordinales comprendidos entre el 13.º y el 29.º pueden escribirse juntas o segmentadas; decimotercero o décimo tercero; vigesimonoveno o vigésimo noveno; ambas opciones serán reconocidas . El resto de los ordinales se obtiene de la yuxtaposición de las formas simples, que mantienen su segmentación en la escritura, según la normativa RAE. No obstante, hay una tendencia a la cohesión prosódica y morfológica, como en el caso de los cardinales, a formar con un solo término los ordinales del 30 al 99. Así, el ordinal correspondiente a 46.º admite cuadragésimo sexto o cuadragesimosexto.

Es corriente, por la dificultad que supone para el hablante la formación de construcciones ordinales, encontrar expresiones en las que un término partitivo es empleado en lugar del ordinal. *Treceavo aniversario, *Quinceava edición. Esta combinación que es inadecuada según los criterios de la NGLE, no se considerará legítima en el repertorio lexicográfico TIP.


Accede a Números TIP

Los fraccionarios o partitivos

También llamados partitivos, indican partes iguales de un todo segmentable. Expresan, por lo tanto, la fracción o la parte de un elemento o de un conjunto de ellos. Su designación se vuelca sobre entidades contables; una mitad, tres octavos, dos cuartos, etc. Como en el caso de los cardinales, el alcance semántico de sus formas es la cuantificación.

Cada adjetivo fraccionario tiene su correspondiente sustantivo; una tercera parte de ~ un tercio de.

Las categorías gramaticales que desarrollan estos numerales son ADJETIVOS, SUSTANTIVOS Y PRONOMBRES.

A diferencia de otros casos examinados, en este ámbito de los numerales coinciden todas las fuentes académicas a la hora de exponer su régimen sintáctico (DRAE, DPD, NGLE §21.6).

Reseña gramatical

En cuanto a los aspectos formales, los partitivos también presentan ciertas peculiaridades. Los sustantivos son solo masculinos, mientras que los adjetivos son todos de género femenino y como tales presentan flexión.

Como en algunos de los casos estudiados, se da la circunstancia de que ciertas formas “propias” de un bloque participan en otros paradigmas de los numerales. Como puede observarse, varias de las formas partitivas por debajo de la decena coinciden con las formas ordinales; Felipe Quinto ~ dos quintos de la población. A diferencia de la alternancia semántica de los cardinales, en los que la forma pertenece al mismo paradigma ―cardinal― que se duplica al completo porque ejercen dos funciones diferentes ―cuantificadora y ordinal/identificativa―, aquí solo se duplican ciertas formas que tienen cabida en ambos paradigmas ―ordinal y fraccionario― con dos funciones semánticas diferentes ― ordinal/identificativa y cuantificadora― respectivamente. En síntesis se advierte que las formas masculinas correspondientes a la fracción coincidirán con los sustantivos ordinales por debajo de la decena, mientras que las femeninas lo harán con los adjetivos menores a la misma cantidad. Lo mismo ocurre en centésimo/a milésimo/a, millonésimo/a.

Los fraccionarios del 2 al 10 se transcriben con palabras especiales o términos propios de los ordinales; medio, tercio, séptimo, noveno… A partir de 1/11 los partitivos se construyen con la terminación –avo/a que se añade a la forma masculina singular (apocopada cuando proceda) de los cardinales correspondientes formando una sola palabra: onceava (parte), doceavo, treintaiunava (no *treintaiunoava), dos treintaiunavos (no *dos treintaiunoavos), milesimodoscientosetentaiochoavo, setecientosochentaiseisavo… (DPD, NGLE, OLE, consulta Fundéu).

A pesar de que la propuesta normativa mantiene la composición de un solo vocablo independientemente de la cuantía y longitud de la cifra, autores como Martínez de Sousa recomiendan la segmentación en la escritura de los fraccionarios mayores de 100, evitando la formación de palabras excesivamente largas. Números TIP ofrece ambas versiones. De este modo, la aplicación mostrará para el número fraccionario 320 786:

  • RAE: trescientosveintemilsetecientosochentaiseisavo
  • Martínez de Sousa: trescientos veinte mil setecientos ochentaiseisavo

Dado que los autores que recomiendan la segmentación no aclaran como se aplica ésta a los múltiplos de 1000 y los múltiplos de millón, optamos por aplicar el criterio de la Real Academia Española sobre los números ordinales en estos casos. Consideramos así, que tanto milésimo como millonésimo son formas que no se escriben aisladas sino unidas al número cardinal que le precede:

  • 322 000: *trescientos veintidós milésimo

Accede a Números TIP

Los multiplicativos

Estos numerales expresan el resultado de multiplicar una cantidad por un número entero; así la cifra obtenida será doble, triple, cuádruple, etc. Como en el caso de los cardinales y fraccionarios, los multiplicativos también tienen capacidad cuantificadora, aunque se trata de una “cuantificación indirecta” (NGLE §21.7d).

La serie de los términos multiplicativos, a diferencia de los bloques anteriores es, en términos morfológicos y conceptuales, cerrada.

Las categorías que desenvuelven los numerales multiplicativos, de acuerdo con todas las fuentes consultadas, son los ADJETIVOS y SUSTANTIVOS. No obstante debemos señalar que en DRAE doble solo presenta la etiqueta de adjetivo, mientras que triple, cuádruple y siguientes son considerados como adjetivos que pueden utilizarse como sustantivos.

Reseña gramatical

Las formas multiplicativas más comunes son las que indican la multiplicación por 2doble―, 3triple―, 4cuádruple―, 5quíntuple― y 6séxtuple―. Existen también variantes con el sufijo -plo, que en el español actual son menos empleadas duplo, triplo, cuádruplo, quíntuplo, séxtuplo.

A partir de 9, son prácticamente inéditos (a excepción de céntuplo) y en su lugar se emplea el numeral cardinal que corresponda seguido de la expresión veces mayor o veces más, fórmula analítica que sirve también para expresar la idea de multiplicación en aquellos casos en los que no existe forma específica de multiplicativo; siete veces más, veinte veces mayor.


Accede a Números TIP

Lista de números del 1 al 25

A continuación se muestra el texto normativo más frecuente aceptado por la Real Academia Española correspondiente a los primeros 25 números en cuatro de los ámbitos tratados en Números TIP. Sin embargo, se recomienda usar la aplicación para obtener toda la información disponible de cada número, además de algunas notas de interés y ejemplos de uso. En esta tabla no se muestran todas las opciones aceptadas por la Real Academia Española, sino las más frecuentes y utilizadas; use Números TIP para obtener todas las opciones.

Núm.

Romano

Cardinal

(cifra)

Ordinal

(orden)

Fraccionario

(división)

Multiplicativo

(múltiple)

1 I

uno

primero

-

-
2 II

dos

segundo

mitad o medio

doble
3 III

tres

tercero

tercio

triple
4 IV

cuatro

cuarto

cuarto

cuádruple
5 V

cinco

quinto

quinto

quíntuple
6 VI

seis

sexto

sexto

séxtuple
7 VII

siete

séptimo

séptimo

séptuple
8 VIII

ocho

octavo

octavo

óctuple
9 IX

nueve

noveno

noveno

nónuplo
10 X diez

décimo

décimo

décuplo
11 XI

once

decimoprimero

undécimo

onceavo

undécimo

undécuplo
12 XII

doce

decimosegundo

duodécimo

doceavo

duodécimo

duodécuplo
13 XIII

trece

decimotercero

treceavo

terciodécuplo
14 XIV

catorce

decimocuarto

catorceavo

15 XV

quince

decimoquinto

quinceavo

16 XVI

dieciséis

decimosexto

dieciseisavo

17 XVII diecisiete

decimoséptimo

diecisieteavo

18 XVIII

dieciocho

decimoctavo

dieciochoavo

19 XIX

diecinueve

decimonoveno

diecinueveavo

20 XX

veinte

vigésimo

veinteavo

vigésimo

21 XXI

veintiuno

vigesimoprimero

veintiunoavo

22 XXII veintidós

vigesimosegundo

veintidosavo
23 XXIII

veintitrés

vigesimotercero

veintitresavo

24 XXIV

veinticuatro

vigesimocuarto

veinticuatroavo

25 XXV

veinticinco

vigesimoquinto

veinticincoavo


Accede a Números TIP

Lista de números del 26 al 50

A continuación se muestra el texto normativo más frecuente aceptado por la Real Academia Española correspondiente a los números comprendidos entre el 26 y el 50 en tres de los ámbitos tratados en Números TIP. Sin embargo, se recomienda usar la aplicación para obtener toda la información disponible de cada número, además de algunas notas de interés y ejemplos de uso. En esta tabla no se muestran todas las opciones aceptadas por la Real Academia Española, sino las más frecuentes y utilizadas; use Números TIP para obtener todas las opciones.

Núm.

Romano

Cardinal

(cifra)

Ordinal

(orden)

Fraccionario

(división)

26 XXVI

veintiséis

vigesimosexto

veintiseisavo

27 XXVII

veintisiete

vigesimoséptimo

veintisieteavo

28 XXVIII

veintiocho

vigesimoctavo

veintiochoavo

29 XXIX veintinueve

vigesimonoveno

veintinueveavo
30 XXX

treinta

trigésimo

treintavo

trigésimo

31 XXXI

treinta y uno

trigésimo primero

treintaiunoavo

32 XXXII

treinta y dos

trigésimo segundo

treintaidosavo

33 XXXIII

treinta y tres

trigésimo tercero

treintaitresavo

34 XXXIV

treinta y cuatro

trigésimo cuarto

treintaicuatroavo

35 XXXV

treinta y cinco

trigésimo quinto

treintaicincoavo

36 XXXVI

treinta y seis

trigésimo sexto

treintaiseisavo

37 XXXVII

treinta y siete

trigésimo séptimo

treintaisieteavo

38 XXXVIII

treinta y ocho

trigésimo octavo

treintaiochoavo

39 XXXIX treinta y nueve

trigésimo noveno

treintainueveavo
40 XL

cuarenta

cuadragésimo

cuarentavo

cuadragésimo

41 XLI

cuarenta y uno

cuadragésimo primero

cuarentaiunoavo

42 XLII

cuarenta y dos

cuadragésimo segundo

cuarentaidosavo

43 XLIII

cuarenta y tres

cuadragésimo tercero

cuarentaitresavo

44 XLIV

cuarenta y cuatro

cuadragésimo cuarto

cuarentaicuatroavo

45 XLV

cuarenta y cinco

cuadragésimo quinto

cuarentaicincoavo

46 XLVI

cuarenta y seis

cuadragésimo sexto

cuarentaiseisavo

47 XLVII

cuarenta y siete

cuadragésimo séptimo

cuarentaisieteavo

48 XLVIII

cuarenta y ocho

cuadragésimo octavo

cuarentaiochoavo

49 XLIX cuarenta y nueve

cuadragésimo noveno

cuarentainueveavo
50 L

cincuenta

quincuagésimo

cincuentavo

quincuagésimo


Accede a Números TIP

Lista de números grandes

A continuación se muestra el texto normativo más frecuente aceptado por la Real Academia Española correspondiente a números grandes en tres de los ámbitos tratados en Números TIP. Sin embargo, se recomienda usar la aplicación para obtener toda la información disponible de cada número, además de algunas notas de interés y ejemplos de uso. En esta tabla no se muestran todas las opciones aceptadas por la Real Academia Española, sino las más frecuentes y utilizadas; use Números TIP para obtener todas las opciones.

Núm.

Romano

Cardinal

(cifra)

Ordinal

(orden)

Fraccionario

(división)

60 LX

sesenta

sexagésimo

sesentavo

sexagésimo

70 LXX

setenta

septuagésimo

setentavo

septuagésimo

80 LXXX

ochenta

octogésimo

ochentavo

octogésimo

90 XC noventa

nonagésimo

noventavo
nonagésimo
100 C

cien

centésimo

centésimo
101 CI

ciento uno

centésimo primero

cientounavo
102 CII

ciento dos

centésimo segundo

cientodosavo
200 CC

doscientos

ducentésimo

doscientosavo

300 CCC

trescientos

tricentésimo

trescientosavo

400 CD

cuatrocientos

cuadringentésimo

cuatrocientosavo

500 D

quinientos

quingentésimo

quinientosavo

600 DC

seiscientos

sexcentésimo

seiscientosavo

700 DCC

setecientos

septingentésimo

setecientosavo

800 DCCC ochocientos octingentésimo ochocientosavo
900 CM

novecientos

noningentésimo novecientosavo
1000 M

mil

milésimo milésimo
1001 MI

mil uno

milésimo primero milunavo
1012 MXII

mil doce

milésimo décimosegundo mildoceavo
1134 MCXXXIV

mil ciento treinta y cuatro

milésimo centésimo trigésimo cuarto milcientotreintaicuatroavo
2000 MM

dos mil

dosmilésimo dosmilésimo
3000 MMM

tres mil

tresmilésimo tresmilésimo
10 000 X

diez mil

diezmilésimo diezmilésimo
10 001 XI

diez mil uno

diezmilésimo primero diezmilunavo
100 000 C cien mil cienmilésimo cienmilésimo
1 000 000 M

millón

millonésimo millonésimo
2 000 000 MM dos millones dosmillonésimo dosmillonésimo
107 diez millones diezmillonésimo diezmillonésimo
109

mil millones
millardo

milmillonésimo milmillonésimo
1012 billón billonésimo billonésimo
1018 trillón trillonésimo trillonésimo
1024 cuatrillón cuatrillonésimo cuatrillonésimo
1030 quintillón quintillonésimo quintillonésimo
1036 sextillón sextillonésimo sextillonésimo
1042 septillón septillonésimo septillonésimo
1048 octillón octillonésimo octillonésimo
1054 nonillón nonillonésimo nonillonésimo
1060 decillón decillonésimo decillonésimo
1066 undecillón undecillonésimo undecillonésimo
1072 duodecillón duodecillonésimo duodecillonésimo
1078 tredecillón tredecillonésimo tredecillonésimo
1084 cuatordecillón cuatordecillonésimo cuatordecillonésimo
1090 quindecillón quindecillonésimo quindecillonésimo
1096 sexdecillón sexdecillonésimo sexdecillonésimo
10102 septendecillón septendecillonésimo septendecillonésimo
10108 octodecillón octodecillonésimo octodecillonésimo
10114 novendecillón novendecillonésimo novendecillonésimo
10120 vigintillón vigintillonésimo vigintillonésimo
10600 centillón centillonésimo centillonésimo

La aplicación Números TIP resuelve las siguientes acciones: