T I P

Text & Information Processing

  • Incrementar el tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar el tamaño de la fuente
Español
Inicio Convertir números a texto

Convertir números a texto - Números TIP - Ordinales

Indice del artículo
Convertir números a texto - Números TIP
Los numerales
Consideraciones previas
Cardinales
Ordinales
Fraccionarios o partitivos
Multiplicativos
Lista de números del 1 al 25
Lista de números del 26 al 50
Lista de números grandes
Todas las páginas

Accede a Números TIP

Los ordinales

Los términos que integran este subgrupo se caracterizan por determinar el lugar que ocupa una unidad dentro de una serie. Como en el caso de los cardinales, se trata de un repertorio conceptualmente ilimitado, no así en términos morfológicos o formales.

El alcance semántico de estas unidades no está relacionado con la cuantificación, sino con la identificación del referente dentro de una sucesión. Son, por tanto, compatibles semántica y sintácticamente con los cardinales; los primeros dos años.

El número de categorías gramaticales que desarrollan este conjunto de numerales fluctúa ―más que en el resto de numerales― dependiendo de la fuente que se consulte. En el DRAE todos los ordinales están catalogados en primera instancia como adjetivos, aunque muchos de ellos presentan la posibilidad de ser utilizados y/o analizados como sustantivos. No parece haber un criterio sistemático para recibir esa segunda catalogación; así, mientras en el caso de tercero se acepta su uso como sustantivo, en quinto no es reconocida esta función. No obstante, si acudimos a otras fuentes como la NGLE se amplía el ámbito de los ordinales incluyendo en esta clase a los adverbios (§21.4c). El DPD amplía homogéneamente el rango a pronombres y adverbios, aunque no recoge la posibilidad de un uso sustantivo ordinal.

Las categorías que se reconocerán en el Lexicón TIP como susceptibles de llevar la etiqueta semántica de ‘ordinalidad’ serán las de ADJETIVO, PRONOMBRE, SUSTANTIVO y ADVERBIO.

Reseña gramatical

A diferencia de los anteriores, todas las formas ordinales tienen flexión tanto de género como de número. Se exceptúa, obviamente, a la categoría adverbial, que se presenta invariable en su forma canónica.

Del 1.º al 10.º presentan formas simples: primero, segundo, tercero, etc. Para las decenas se hace uso de la terminación –gésimo como en vigésimo, trigésimo, quincuagésimo. No se incluye la forma cero en ningún paradigma de los ordinales, puesto que este número no indica ninguna posición.

Las formas masculinas primero y tercero adoptan las variantes apocopadas primer y tercer cuando siendo adjetivos preceden al nombre. Como es lógico, esta tendencia se extiende a los ordinales compuestos en los que primero y tercero forman parte: vigesimotercer capítulo.

En las centenas la terminación es -centésimo o –gentésimo como en centésimo, ducentésimo, octingentésimo, etc. mientras que los ordinales correspondientes a mil, diez mil, cien mil y un millón son, respectivamente, milésimo, diezmilésimo, cienmilésimo y millonésimo.

Las palabras que forman los ordinales comprendidos entre el 13.º y el 29.º pueden escribirse juntas o segmentadas; decimotercero o décimo tercero; vigesimonoveno o vigésimo noveno; ambas opciones serán reconocidas . El resto de los ordinales se obtiene de la yuxtaposición de las formas simples, que mantienen su segmentación en la escritura, según la normativa RAE. No obstante, hay una tendencia a la cohesión prosódica y morfológica, como en el caso de los cardinales, a formar con un solo término los ordinales del 30 al 99. Así, el ordinal correspondiente a 46.º admite cuadragésimo sexto o cuadragesimosexto.

Es corriente, por la dificultad que supone para el hablante la formación de construcciones ordinales, encontrar expresiones en las que un término partitivo es empleado en lugar del ordinal. *Treceavo aniversario, *Quinceava edición. Esta combinación que es inadecuada según los criterios de la NGLE, no se considerará legítima en el repertorio lexicográfico TIP.